阿爾馬登 地區。不同的旅遊!
  主頁/演示 西班牙語 英語 中國
 
 
通過項目資助

Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha

Excmo. Ayuntamiento de Almadén
 


Web Oficial de Turismo de Castilla-La Mancha
 
旅遊信息辦公室
+34 926 710 438
 
  • Chino - Puerto Revuelo
  • Chino - Molino de los Ferrera
  • Chino - Cerros
  • Chino - Rivera de Gargantiel
  • Chino - Bellotas
 
Chino - Flora y fauna
 
Flora y fauna de la Comarca de Almadén: nunca imaginó una naturaleza así..

En el extremo suroeste de la provincia de Ciudad Real, enclavado ya en ámbitos de Sierra Morena, se encuentra una de las comarcas naturales más singulares de nuestra geografía.

La comarca de Almadén, con una enorme riqueza ecológica y paisajística, en la que predominan los encinares adehesados, los alcornoques y los quejigos. Tradicionalmente era punto de concentración invernal de los pastores procedentes de norte peninsular.

En él se llegaban a reunir hasta 300.000 cabezas de ganado y la riqueza de sus pastos llego a ser tal que se acuño el dicho de: "Las ovejas lamiendo engordan".

Entre dehesas y encinares nos vemos rodeados de un paisaje que posee unas características propias producto de la historia natural, el relieve posee un aspecto montuoso a pesar de no alcanzar altitudes excesivamente elevadas.

La configuración geológica y la erosión han producido una morfología encajada que rompe con la monotonía del paisaje de La Mancha. Por la influencia del relieve y los condicionantes climáticos la vegetación que se ha desarrollado en la región, posee características del bosque mediterráneo como ecosistema principal.

La actividad agrícola ha creado terrenos adehesados, y muy aptos para la ganadería. Lo que unido a la climatología ha hecho que esta región sea desde la antigüedad zona de invernada de los rebaños trashumantes castellanos.

Este mosaico de colores se ve inundado por una gran variedad de fauna dentro de la que podemos destacar el buitre negro, el buitre leonado, nutrias, jabalíes, venados, cigüeña negra y un largo etcétera.

Un paraíso natural para disfrutar en todas las épocas del año.

 
Almadén

Puerto Palacio
Ubicado en la sierra de Cordoneros al sur de Almadén, el camino de acceso se inicia en la calle Paseo de Ronda de la localidad. Este estratégico lugar es un privilegiado balcón para disfrutar de la Dehesa de Castilseras (Valle de Alcudia) y poder disfrutar del bosque mediterráneo en todo su esplendor. Nos permite deleitarnos con los olores del monte, jara, brezo, enebro, tomillo….un lugar ideal para ver atardecer.


Valle de Juan Gil
Este pequeño valle, enclavado entre la localidad de Almadén y la sierra de Cordoneros, esta surcado por multitud de caminos y “callejones” que nos permiten realidad pequeñas rutas de senderismo sorteando las antiguas huertas y olivares de la zona. Los sonidos del agua del arroyo y el canto de las pequeñas aves, especialmente los ruiseñores, hacen del lugar un pequeño paraíso para relajarse.

 
Chillón

Sierra de la Virgen del Castillo
Con una altura de unos 750 m, esta sierra nos ofrece un mirador para deleitarnos. Podemos acceder a el saliendo de Chillón por la carretera de la estación, podemos llegar en coche casi hasta la cima aunque no debemos olvidar aprovechar las estupendas vistas del camino. Desde la cima podemos observar tres grandes valles, Los Pedroches al sur, al oeste la Serena y al este Alcudia. Las cuarcitas armoricanas de la sierra le confieren un espectacular aspecto, un idílico paraje para ver atardecer con las tierras de Extremadura y el pantano de la Serena como telón de fondo.


Camino de las Fuentes
Al sur de Chillón, siguiendo la carretera de la Estación, podemos disfrutar de un encantador paseo disfrutando de las distintas fuentes de la localidad que encontramos a ambos lados de la carretera. Son fuentes de todo tipo salpicadas entre las huertas. Un paseo que nos permite disfrutar de aguas ferruginosas algunas de ellas, otras de aguas frescas y cristalinas allí nos esperan la fuente del bombo, la herrumbrosa, la del barco, etcétera.

 
Almadenejos

Ribera de Gargantiel
Desde Almadenejos podemos tomar la carretera de Gargantiel hasta cruzar el puente y en este punto nos acercaremos hasta las orillas del río para poder pasear por su curso. Las “tablas” que se forman a lo largo del mismo nos ofrecen un auténtico espectáculo de color y vida natural. En esta misma zona podemos pasear visitando los restos de los antiguos molinos harineros que jalonan el curso del río.


Fuente de Peñarroya
Este antiguo manantial, fue construido como fuente y abrevadero para animales en 1706, a sus aguas cristalinas se les atribuyen propiedades diuréticas. Se encuentra ubicada cerca de la mina a cielo abierto del Entredicho a los pies de la sierra de Manzaire donde cuenta la historia que Almanzor tenía uno de sus castillos. De hecho existen restos de un castillo en su cumbre. El lugar esta dotado de un pequeño merendero y desde el parten distintos caminos que podemos recorrer a pie o bicicleta, es una zona donde con cierta facilidad podemos ver el vuelo de aves rapaces y carroñeras.

 
Saceruela

Presa del Arroyo Vallejo
Encantador lugar situado en las cercanías de la población de Saceruela, un paraje que nos permitirá pasear y relajarnos sin alejarnos de la población. También es un lugar ideal para poder disfrutar de la pesca deportiva, en el se han conseguido algunas grandes capturas de black-bass, es al mismo tiempo un lugar adecuado para la observación de aves acuáticas.

 
Alamillo

Valle de Alcudia
Por la situación geográfica del municipio es el punto de partida de innumerables caminos que podemos tomar para visitar el Valle de Alcudia tomando como punto de referencia el pueblo. Aquí se produce una armoniosa simbiosis entre la formación del Monte Mediterráneo de las áreas serranas y la extensión de las dehesas y pastizales, este hecho condiciona la vida de la abundante fauna. 

La presencia de especies en peligro de extinción, confiere un alto valor ecológico, educativo, cultural y científico a todo el entorno. Desde el punto de vista de la fauna, lo más significativo es la existencia de una variada y singular presencia de aves, así como la pervivencia de ciertos mamíferos, en especial carnívoros, que han sido ya expulsados de la mayor parte de los espacios mediterráneos. 

Podemos destacar entre las aves, cigüeña negra, águila imperial, buitres negro y leonado. Por otro lado tenemos otras especies difíciles de ver como la nutria, el gato montes e incluso se cree que aun quedan linces por la zona, otras especies completan el panorama como son Gineta, el Turón, la Comadreja, el Tejón, el Zorro, el Meloncillo y el Jabalí, el ciervo.

 
Guadalmez

Isla de los galapagos
Poco después de que el río Valdeazogues entregue sus aguas en el Guadalmez, éste se abre en dos brazos para después volverse a unir, formando una isla en su seno, a la que los lugareños dan el nombre de la Isla de los Galápagos, por ser un lugar virgen donde buscan refugio las tortugas. Según cuenta la leyenda, la isla es en realidad el enorme caparazón de una gigantesca tortuga de los mares del Sur, que llegó hasta este lugar a través del Guadiana, en auxilio de sus hermanas locales y a quién el agua dulce del río causó la muerte. Su odisea no fue en balde, pues el río fue depositando sobre su caparazón la tierra que sus aguas transportaban y la lluvia hizo crecer vegetación sobre ella, constituyendo con el tiempo una pequeña isla donde las tortugas encontraron un seguro refugio frente a sus depredadores.


Pantano de la Sierra
Bello rincón situado a los pies del pico de Doña Justa (802 m), en la sierra de Peña Barriga, donde hace años se construyó un pequeño pantano aprovechando los viejos manantiales de la zona. El lugar se encuentra rodeado de un bosquecillo de alcornoques, junto a una rica flora y fauna, que hacen del mismo un paraíso natural de incalculable valor. Está situado a unos 4 kilómetros del pueblo y para llegar a él es necesario tomar el viejo camino del Puerto.


La Torre de Felises o de los Gatos
Fortaleza ibero-romana asentada sobre el cerro de la Desesperada, a orillas del Guadalmez, y que junto al castillo de Vioque, también a orillas del Guadalmez, unos kilómetros aguas arriba, protegían uno de los caminos que comunica la meseta sur con el valle del Guadalquivir, a través de Los Pedroches.

Construida en mampostería, aprovecha las paredes rocosas orientadas al norte, a modo de defensa, y en ella aún se puede distinguir una torre circular y otra cuadrada, un aljibe, así como restos de teja romana y cerámica ibero-romana.

En época romana, por aquí transitaban los caminos que unían las ciudades de Sisapo, Solia y Miróbriga, así como la calzaza que comunicaba Córduba con Toletum, y en la baja edad Media, la Córdoba califal también se comunicaba con Toledo por esta antigua calzada, atravesando el puerto de Abdalá, en dirección a Gafiq, camino que pasaría posteriormente a llamarse Carril de la Plata, y que sería utilizado por los arrieros en el transporte del mercurio entre Almadén y Sevilla.

En los textos y crónicas medievales es mencionada como Torre de Feliçes, y así aparece en la delimitación episcopal de 8 de junio de 1301, confirmada por Alfonso XI a petición del señor de Santa Eufemia en Valladolid el 6 de diciembre de 1319:

“…desde la Torre de Feliçes que está en Guadarmes y va a dar a otro cabeço que a a ojo la Laguniella, e dende otro cabeço que va a dar en un almaden…”

Por el contrario, en el afamado Libro de la Montería del rey Alfonso XI, también del siglo XIV, dicha fortaleza aparece nombrada como “Castiel de Cabras”:

“…Castiel de Cabras que es Ribera de Guadalmes, es buen monte de Osso e de Puerco en invierno, e en el comienço del verano…”

Es por tanto, como vemos, una fortaleza construida con la finalidad de vigilar y proteger uno de los caminos que ponía en contacto la meseta con el valle del Guadalquivir, en una zona, Sierra Morena, que durante siglos ha estado plagada de salteadores y golfines.

   
 
Valdemanco del Estereras

Presa del Río Frio
La conservación de la naturaleza es uno de los mayores exponentes de la población de Valdemanco, la armonía natural tiene uno de sus mayores exponentes en la ribera de Riofrío. En ella además de una exuberante flora podemos descubrir las ruinas de los molinos harineros que encontramos en las márgenes del arroyo.


Ribera del Río Esteras
Al igual que el resto de las orillas de los ríos de la Comarca, El esteras es un paraje de especial belleza. Sus aguas tremendamente frías activan la flora y la fauna de la comarca. Un paseo por los alrededores del puente sobre el río esteras es un claro ejemplo de la misma. Ejemplares difíciles de ver como la nutria tienen en esta zona su habitad ideal. En el mismo entorno se pueden ver gran variedad de especies cinegéticas.

 
 
 
 
 
 
| 阿尔马登区域地区办公室 © 2017 | 隐私信息 | 法律公告 | 网页大致条款 | Cookie政策 | 設計和程式設計: Gui@neTT Diseños |

本網站使用 cookie 以獲得其使用者的導航的統計資料。如果你繼續流覽,我們認為你同意其使用。 更多的資訊 X 關閉